Top

Cargando cosas bonitas...

Recargar...

Panorama general del reinado de Alfonso XIII. Regeneracionismo y crisis de la Restauración

 Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional (CC BY-NC-SA 4.0)Reconocimiento – NoComercial – CompartirIgual (by-nc-sa): No se permite un uso comercial de la obra original ni de las posibles obras derivadas, la distribución de las cuales se debe hacer con una licencia igual a la que regula la obra original.

1. CARACTERÍSTICAS DEL PERIODO

Retrato de Alfonso XIII

Retrato de Alfonso XIII

El reinado de Alfonso XIII coincide con la crisis del sistema de la Restauración. Esto se debe a que la evolución económica y social ha modificado las bases sobre las que se creo el sistema. Cuando Cánovas diseñó el sistema de la Restauración, España era un país rural, con escasos medios de comunicación, donde la opinión pública apenas estaba formada y en el que era posible el control del voto por los caciques locales. Pero 30 años después estas condiciones han variado por varios motivos:

a) El crecimiento económico favorece el desarrollo del proletariado industrial y de las clases medias que adquieren fuerza y se sienten marginados del sistema. Estos grupos están cada vez más informados y concienciados sobre la manipulación política.

b) En las ciudades siempre fue difícil el control del voto por los caciques. Esas ciudades crecen y en ellas es cada vez más frecuente que resulten elegidos diputados nacionalistas, republicanos o socialistas, sin que el gobierno pueda impedirlo. De hecho, los propios partidos de la oposición forman coaliciones para obtener más fuerza, como la que en 1910 facilitó la elección del primer diputado socialista.

c) El “Desastre de 1898” provoca una fuerte crisis de conciencia. Se culpa al régimen de la derrota, del atraso de España y de servir a los intereses de una oligarquía.

d) Se produce la crisis de los partidos dinásticos. Desaparecidos Cánovas y Sagasta, ambos partidos carecen de dirigentes fuertes y se dividen en tendencias personalistas. No tienen un claro programa que los diferencie y cada vez se alejan más de la realidad del país.

e) El bipartidismo se ve amenazado por la fuerza que adquieren los partidos de la oposición, entre los que destacan especialmente tres:

– El Partido Republicano Radical, dirigido por Alejandro Lerroux, se caracteriza por su anticlericalismo y su demagogia. Sin un programa claro, practica la agitación de las masas mediante el discurso fácil. Tiene fuerza entre las clases trabajadoras y clases medias, sobre todo de Cataluña.

Lliga Regionalista de Cataluña: Dirigido por Francesc Cambó, es un partido monárquico y conservador que agrupa a la burguesía catalana. Aspira a reformar el Estado y a que se reconozca el derecho a la autonomía.

PSOE. Liderado por Pablo Iglesias, se inclina cada vez más hacia posturas reformistas que pretenden conseguir mejoras sociales participando en el Parlamento.

2. LOS GRANDES PROBLEMAS DEL PERIODO

Durante estos años, el debate político se va a centrar en cinco grandes cuestiones de política interior y una cuestión exterior.

a) Política interior.

– La cuestión constitucional: ante el carácter corrupto y oligárquico del sistema, la oposición exige una reforma de la constitución de 1876 para democratizar el sistema.

– La cuestión religiosa: surge ante el protagonismo y control que ejerce la Iglesia sobre la educación y la sociedad. Los grupos de izquierda reclaman una separación entre Iglesia y Estado, mientras los conservadores se aferran a un catolicismo militante.

– La cuestión social: surge de las enormes desigualdades sociales y las difíciles condiciones de vida de los más desfavorecidos, sobre todo jornaleros. Aunque los sucesivos gobiernos adoptan medidas para mejorar las condiciones de trabajo, estas son insuficientes y provocan un creciente malestar en el seno del movimiento obrero que, ocasionalmente, estalla en forma de agitaciones y revueltas.

– La cuestión regional: surge por las demandas nacionalistas, especialmente en Cataluña, que exigen el reconocimiento de su identidad y la autonomía política.

– La cuestión militar: se plantea por el mayor protagonismo del Ejército, que cada vez se inclina hacia posiciones más conservadoras y cuenta con el apoyo del rey. Los militares empiezan a asumir el papel de defensores de la Patria frente a los nacionalismos, y de garantes del orden frente a las movilizaciones obreras. En 1905 se producen los sucesos del Cu-Cut cuando varios militares atacan esta revista satírica de Barcelona por publicar una viñeta satírica contra el Ejército. Los agresores reciben el apoyo de los altos mandos militares y del rey y quedan impunes. En 1906 se aprueba la Ley de Jurisdicciones que colocaba bajo tribunales militares los delitos contra la Patria y el Ejército. Esta ley abría la puerta al intervencionismo del Ejército en la vida civil, poniendo fin a uno de los pilares del sistema de la Restauración.

b) La cuestión de Marruecos.

En 1902 toda África estaba colonizada por las potencias europeas. Sólo quedaba Marruecos en donde habían puesto su mirada varias potencias, sobre todo Francia y Alemania. También España tenía intereses en Marruecos por varias razones:

– Motivos económicos: las posibilidades que ofrece para la oligarquía la explotación de los yacimientos de hierro del Rif.

– Motivos estratégicos: asegurar la defensa de las plazas de Ceuta y Melilla.

– Motivos ideológicos: en ciertos sectores del Ejército la intervención en Marruecos se considera una compensación al descalabro colonial que significó la pérdida de Cuba y una oportunidad para recuperar el prestigio del Ejército.

Para evitar que la cuestión marroquí derive en un conflicto entre las grandes potencias, éstas se reúnen en 1906 en la Conferencia de Algeciras, en la que se acuerda repartir Marruecos en dos protectorados: la mayor parte del país, y la más rica, situada al sur, sería para Francia. Una pequeña zona del norte, ocupada por las montañas del Rif y de escaso valor económico, sería para España.

Sin embargo, los problemas surgen cuando en 1909 el Ejército español intenta tomar posesión del protectorado. Pronto se encontrará con la resistencia de las tribus del Rif que, dirigidas por Abd-el-Krim, protagonizarán una larga guerra de desgaste contra la ocupación española.

Reparto colonial de África en 1914

Reparto colonial de África en 1914

Reparto de Marruecos

Reparto de Marruecos

3. LA ETAPA DEL REGENERACIONISMO (1902-1912)

Entre los dirigentes políticos de los dos partidos dinásticos también existe la conciencia de que se hacía necesaria una reforma del régimen para legitimarlo ante la opinión pública y evitar así que el sistema desapareciera por la presión de las masas. Pero en realidad se trata de una mera operación de maquillaje, es decir, se busca mejorar la imagen del sistema pero sin modificar sus esencias. Se inicia así un periodo que se extiende de 1902 a 1912 en que se suceden los ensayos regeneracionistas de Maura y de Canalejas.

a) La revolución desde arriba de Maura (1907-1909)

Maura, dirigente del partido conservador, protagoniza el primer intento regeneracionista. Su idea era la de introducir reformas controladas desde el poder (la revolución desde arriba) para evitar que el sistema cayera fruto de una auténtica revolución popular. Su principal preocupación era la de mejorar la imagen del sistema eliminando los aspectos más visibles de la manipulación electoral y el caciquismo. Para lograrlo impulsó dos grandes leyes:

– La Ley de Administración local: aunque no llegó a aprobarse, con ella se pretendía que las diputaciones provinciales fueran elegidas por corporaciones profesionales como cámaras de comercio, ligas agrarias, universidades, etc. De esta forma no se haría necesaria la intervención de los caciques para manipular el voto.

– La reforma electoral: establecía que en aquellas circunscripciones en que no hubiese más que un candidato, éste se proclamaría automáticamente sin necesidad de elecciones, con lo que tampoco se haría necesaria la intervención de los caciques.

Como ninguna de las medidas apuntaba hacia una verdadera democratización del sistema, la política de Maura fue rechazada por la izquierda.

b) La Semana Trágica de Barcelona (1909).

En 1909 las primeras acciones militares en Marruecos se saldan con el desastre del Barranco del Lobo, donde mueren más de 200 soldados frente a las tribus rifeñas. El Ejército decide movilizar a reservistas de Cataluña para reforzar las tropas en Marruecos. El problema es que muchos de estos reservistas son hombres casados con hijos, por lo que su marcha significa la ruina para sus familias. Esto provoca la protesta de las familias en el momento del embarque en el puerto de Barcelona y la declaración de una huelga general que pronto se traduce en un levantamiento popular. El anticlericalismo hace acto de presencia y edificios religiosos como conventos e iglesias son asaltados e incendiados.

El gobierno responde reprimiendo duramente la revuelta con la intervención del Ejército. Una vez pacificada la ciudad, se decide dar un castigo ejemplar con varias ejecuciones. Uno de los ejecutados es Ferrer Guardia, acusado sin pruebas de ser el responsable último de la revuelta.

La Semana Trágica de Barcelona tendrá varias consecuencias:

– Se produce una dura condena internacional con manifestaciones en varios países por la ejecución de Ferrer Guardia.

– Maura, duramente criticado en el Congreso de los Diputados, tiene que dimitir.

– Entre el anarquismo, se ve la necesidad de crear una organización que dé cohesión al movimiento obrero frente a la política del gobierno. El resultado será la creación de la C.N.T. (Confederación Nacional del Trabajo), como sindicato de ideología anarquista.

Saqueo de tumbas religiosas durante la Semana Trágica de Barcelona

Saqueo de tumbas religiosas durante la Semana Trágica de Barcelona

c) El gobierno de Canalejas (1910-1912).

Tras la dimisión de Maura le toca el turno a los liberales, dirigidos por Canalejas. Este impulsará un segundo proyecto reformista cuyo objetivo es conseguir el apoyo de la oposición de izquierdas con medidas progresistas como las siguientes:

– Se establece el servicio militar obligatorio para todos. Se suprime el injusto sorteo de las quintas aunque sí se permite una reducción del periodo de servicio militar mediante el pago de una cuota.

– Se aprueba la “Ley del Candado” que impedía el establecimiento de nuevas comunidades religiosas en España.

– Se elimina el impopular impuesto de los consumos.

Pero el asesinato de Canalejas por un anarquista en 1912 pone fin a este segundo intento revisionista.

Canalejas asesinado en la Puerta del Sol de Madrid

Canalejas asesinado en la Puerta del Sol de Madrid

4. EL FIN DEL REFORMISMO (1912-1917)

Con la muere de Canalejas comienza un nuevo periodo de incertidumbre centrado en varias cuestiones:

a) Termina la política regeneracionista, sobre todo porque la propia oligarquía obstaculiza estos proyectos, temerosa de que la más mínima reforma pueda poner en peligro su hegemonía.

b) En 1914, como una concesión a la Lliga y a sus deseos de autonomía, se constituye la Mancomunidad de Cataluña, que preside Prat de la Riba. Es un modelo político que permite a las cuatro diputaciones catalanas agruparse y asumir conjuntamente competencias administrativas.

c) En 1914 comienza la Primera Guerra Mundial y aunque España se mantiene neutral se produce una fuerte división de la opinión pública entre aliadófilos, que se identifican con la defensa de la democracia y las libertades, y germanófilos, partidarios del orden y la autoridad.

5. LA CRISIS DE 1917

En 1917 se produce la más grave crisis que había sufrido el sistema de la Restauración. Para entender esta crisis hay que tener en cuenta dos aspectos del contexto internacional: el impacto de la Guerra Mundial y la Revolución Rusa.

– Repercusiones económicas de la Guerra Mundial: La guerra provoca una fuerte expansión económica en España que se convierte en abastecedora de los países beligerantes. Pero al crecer las exportaciones, se produce una escasez de bienes en España que hace subir los precios. Por eso, la guerra afecta a la población de dos maneras: para terratenientes, industriales y todo propietario que tenga algo que exportar, la guerra supone un incremento de beneficios; para los asalariados, clases medias y todo aquel que depende de un sueldo fijo, la guerra significa un encarecimiento del coste de la vida. Esta situación provoca un creciente malestar social.

– El triunfo de la Revolución socialista en Rusia y la difusión por Europa de una cultura revolucionaria. Entre la oligarquía cunde el pánico y el temor creciente a que cualquier reforma pueda desembocar en una revolución como la de Rusia.

La crisis de 1917 es una crisis de legitimidad ya que el régimen se ve cuestionado simultáneamente por tres sectores: militares, oposición política y movimiento obrero. Por eso la crisis se desarrolla en tres fases:

a) Formación de Las Juntas de Defensa.

Los oficiales del Ejército se sentían descontentos por dos motivos:

– Porque la Guerra de Marruecos provocaba ascensos rápidos por méritos en perjuicio de los militares con antigüedad destinados en la Península.

– Por la subida de precios que les perjudica ante el carácter fijo de sus sueldos.

Los militares constituyen Juntas de Defensa y en junio de 1917 hacen llegar al gobierno sus reivindicaciones: que se reconozcan los ascensos según la escala cerrada, es decir, por antigüedad, al tiempo que, desde una posición conservadora, denuncian a la oligarquía de políticos y parlamentarios.

b) Convocatoria de La Asamblea de Parlamentarios de Barcelona. La presión de las Juntas lleva al Gobierno a disolver las Cortes. Esto hace que la Lliga convoque en Barcelona una Asamblea de Diputados de Cataluña en la que se pide la reapertura de Cortes y que se reforme el Estado reconociendo el derecho a la autonomía de las regiones. La negativa del gobierno hace que se convoque una Asamblea de Parlamentarios de toda España, a la que acuden diputados republicanos, regionalistas y socialistas. La Asamblea pide la convocatoria de unas Cortes Constituyentes de las que surja una nueva constitución.

c) Convocatoria de huelga general: En agosto, la no readmisión de unos huelguistas en la Compañía de Ferrocarriles del Norte lleva a la CNT y a la UGT, de acuerdo con el PSOE, a convocar una huelga general con la que se reivindica la convocatoria de Cortes Constituyentes y una nueva constitución.

Huelguistas valencianos derribando el tranvía de la Malvarrosa

Huelguistas valencianos derribando el tranvía de la Malvarrosa

Ante esta situación, el rey encarga gobierno al conservador Eduardo Dato, que actúa de tres maneras:

– Reprime duramente la huelga, declarando el estado de guerra y llamando al ejército para sofocar el movimiento. La represión se salda con varios muertos y la detención del comité de huelga.

– Ante las juntas militares, el gobierno se muestra favorable a reconocer algunas de sus demandas pero, inmediatamente, consigue enfrentarlas a los trabajadores al llamar al ejército para reprimir la huelga. De hecho, ante la convocatoria de la huelga, las propias juntas limitan sus reivindicaciones por temor a que estalle una revolución.

– El gobierno disuelve la Asamblea de Parlamentarios pero ésta ya se encontraba dividida pues, tras el inicio de la huelga, republicanos y socialistas se mostraban partidarios de asumir algunas reivindicaciones de los trabajadores. Sin embargo, la Lliga se asusta ante la situación revolucionaria que crea la huelga y no está dispuesta a debilitar al gobierno. Finalmente, el rey se entrevista con Cambó y le convence para que dos ministros catalanistas entren en un gobierno de concentración nacional. La Lliga queda así vinculada al sistema.

La crisis no consiguió poner fin al sistema por dos factores:

– Los tres grupos actuaron aisladamente, sin llegar a coordinarse.

– El temor al movimiento obrero, sobre todo tras las noticias que llegan de Rusia, hace que tanto las juntas militares como los parlamentarios de la Lliga frenen sus demandas y prefieran apuntalar al gobierno. Sin embargo, la victoria del gobierno es muy débil pues el sistema ha quedado muy cuestionado.

6. LA CRISIS DEL SISTEMA (1917-1923)

A partir de entonces, se inicia un último periodo entre 1917 y 1923 en el que el sistema entra definitivamente en crisis por varias razones:

a) Crisis política.

Ante la gravedad de la situación, desaparece el turno de partidos y en su lugar se suceden gobiernos de concentración, con ministros de los partidos conservador y liberal y el apoyo ocasional de la Lliga.

b) El incremento de la conflictividad social.

El final de la Guerra Mundial significa el final de la demanda de artículos españoles. Se cierran empresas y crece el paro, lo que agrava los problemas sociales.

A esto hay que añadir el ejemplo que para la clase obrera significa el triunfo de la revolución soviética, tenida por muchos como un modelo a imitar. Dentro del socialismo se producirá la escisión de aquellos que, frente a la vía reformista, deciden secundar las teorías de Lenin (seguir apostando por la Revolución y la Dictadura del Proletariado). Estos se adhieren a la III Internacional con sede en Moscú y fundan en 1921 el PCE (Partido Comunista de España) que, de momento, tendrá poco arraigo.

En este contexto la conflictividad social se dispara y tiene dos escenarios principales: Cataluña y Andalucía.

– En Cataluña la crisis económica provoca una oleada de huelgas y conflictos. El anarquismo se radicaliza y acentúa la política de la propaganda por el hecho: se produce una oleada de atentados contra dirigentes políticos, religiosos y patronales. Pero al terrorismo rojo se responde con el terrorismo blanco, protagonizado por pistoleros a sueldo de la patronal que asesina a dirigentes sindicales y destacados obreros, con la pasividad de las fuerzas del orden. La represión del anarquismo adquiere su punto álgido con la Ley de Fugas, con la que se justificaba el asesinato de los detenidos argumentando que intentaban huir. Desde 1920 se vive en Cataluña un clima de enfrentamientos violentos que ocasionalmente se extiende a Madrid, donde en 1921 es asesinado el propio Eduardo Dato.

– En Andalucía, entre 1918 y 1921 se vive el llamado trienio bolchevique caracterizado por las luchas y reivindicaciones de los jornaleros que mediante huelgas y la ocupación de las grandes fincas exigen la reforma agraria. Ante esta situación las fuerzas de orden público intervienen con una dura represión de la que son víctimas dirigentes y simpatizantes anarquistas.

Reconstrucción, hecha por un dibujante de la época, del cadáver y asesinato del “Noi del Sucre”, líder anarquista catalán asesinado por pistoleros al servicio de la patronal catalana

Reconstrucción, hecha por un dibujante de la época, del cadáver y asesinato del “Noi del Sucre”, líder anarquista catalán asesinado por pistoleros al servicio de la patronal catalana

 

c) El desastre de Annual.

En 1921 el general Silvestre, animado por el rey, inicia una operación militar en el interior de Marruecos. La campaña acaba en un sangriento desastre en Annual. El impacto sobre la opinión pública es tremendo pues se descubre lo mal preparada que estaba la operación. Se desatan fuertes críticas y se pide una investigación al general Picasso.

En este ambiente, entre los sectores más conservadores de la opinión pública se piensa en una dictadura como forma de solucionar la crisis política y social. Finalmente, será Miguel Primo de Rivera, capitán general de Cataluña, el encargado de dar el golpe de Estado en 1923. El rey acepta los hechos consumados y llama al general para formar gobierno. Se suspende así la Constitución de 1876 y con ella el sistema de la Restauración diseñado por Cánovas en 1874.

Mapa de las operaciones militares que llevaron al Desastre de Annual

Mapa de las operaciones militares que llevaron al Desastre de Annual


¡Gracias por haber llegado hasta el final! Si de verdad te ha gustado te invitamos a que realices una aportación para mantener el funcionamiento de la web. Los ingresos que se obtienen en la web a través de la publicidad van destinados íntegramente a cubrir los gastos de mantenimiento, como el servidor donde se aloja la web, por lo que, de momento, no recibimos beneficio económico.