Top

Cargando cosas bonitas...

Recargar...

La integración de España en Europa – Unión Europea – Papel de España

 Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional (CC BY-NC-SA 4.0)Reconocimiento – NoComercial – CompartirIgual (by-nc-sa): No se permite un uso comercial de la obra original ni de las posibles obras derivadas, la distribución de las cuales se debe hacer con una licencia igual a la que regula la obra original.

1. La creación de las Comunidades Económicas Europeas

En 1957 se firma el Tratado de Roma por el que Francia, Alemania Occidental, Italia, Bélgica, Países Bajos y Luxemburgo crean la Comunidad Económica Europea (CEE), también conocida como Mercado Común. Comenzaba un proceso de integración económica entre los países firmantes que eliminaban barreras a los intercambios comerciales y adoptaban un arancel común frente a terceros países. La CEE fue ampliándose progresivamente con la incorporación de nuevos países y pronto se convirtió en una de las áreas de mayor crecimiento económico del Mundo.

2. Causas de la integración de España en la CEE

La aproximación de España a la CEE estaba motivada por varias razones:

– Los países de la CEE eran los principales destinatarios de las exportaciones españolas. Ingresar en la Comunidad significaba facilitar esas exportaciones que no se verían obstaculizadas por aranceles u otro tipo de limitaciones.

– Sin embargo, el ingreso también conllevaría la entrada de productos y empresas europeas más competitivas que podrían provocar la quiebra de sectores españoles. Pero España contaba con disponer de las ayudas y fondos comunitarios que permitirían iniciar una modernización y profundizar en la competitividad.

– Para la inmensa mayoría de la opinión pública el ingreso en la CEE significaba el acercamiento a Europa y la modernización política, económica y social que pondría fin a siglos de aislamiento y atraso.

3. Los antecedentes de la integración

Ya en 1962 el gobierno de Franco hizo una petición formal de apertura de negociaciones para la adhesión. Dicha petición no tuvo ninguna respuesta ya que el carácter dictatorial del régimen franquista hacía inviable el ingreso en la CEE.

No obstante, la Dictadura sí consiguió la firma en 1970 de un acuerdo preferencial que significó ventajas comerciales para ciertos productos españoles, que verían reducidos sus aranceles.

En plena Transición, tras las primeras elecciones democráticas, en 1977 el gobierno de Adolfo Suárez hace formalmente la solicitud de adhesión. Comienza un largo periodo de negociaciones dificultadas por Francia que teme la competencia de los productos agrícolas españoles.

Finalmente, las negociaciones culminan en 1985 con la firma del tratado de adhesión junto con Portugal. El ingreso se hace formal el 1 de enero de 1986.

4. Significado económico de la adhesión

La adhesión a las Comunidades Europeas significaba que a lo largo de un periodo transitorio España procedería a realizar las siguientes transformaciones económicas:

– Supresión de los derechos aduaneros y la adopción de un arancel común al de los demás países de la CEE frente a los productos de terceros países. Esto significaba además la supresión de monopolios y la apertura de España a la libre competencia.

– La libre circulación de personas entre España y el resto de los países de la Comunidad que podrían ser admitidos en cualquier empleo y ejercer su profesión en igualdad de condiciones en cualquier país miembro.

– Asumir la Política Agrícola Común (PAC) lo que significaba no sólo la libre circulación de productos agrícolas sino su venta a precios orientativos fijados por la CEE y la reducción de excedentes agrarios fijando cuotas para los diferentes productos con el fin de lograr una disminución en la producción.

– Permitir la libre circulación de capitales lo que significa la libertad para la inversión y movimiento del capital financiero.

– Implantación del IVA o Impuesto sobre el Valor Añadido que grava el consumo.

En general, las negociaciones fueron más ventajosas para los países miembros de la CEE que para España, como se apreció en los elevados plazos que se le impusieron para la plena integración, especialmente de los productos agrícolas. Pero la voluntad española por ingresar hizo que se aceptaran todos los condicionantes impuestos.

El 12 de junio de 1985 el presidente del gobierno, Felipe González, y el ministro de Asuntos Exteriores, firman la adhesión de España a las Comunidades Europeas. El 1 de enero del año siguiente la adhesión entraría en vigor

El 12 de junio de 1985 el presidente del gobierno, Felipe González, y el ministro de Asuntos Exteriores, firman la adhesión de España a las Comunidades Europeas. El 1 de enero del año siguiente la adhesión entraría en vigor

5. España en las instituciones europeas

Por su parte, España pasa a formar de las instituciones comunitarias:

– El Consejo Europeo, formado por los presidentes de gobierno de los estados miembros, establece las líneas generales a seguir en los ámbitos políticos y económicos.

– La Comisión Europea es la encargada de proponer reglamentos y directivas y de ejecutar la política comunitaria. Como si fuera un auténtico gobierno, está formado por un presidente, propuesto por el Consejo Europeo, y varios comisarios que, a modo de ministros, son responsables de un área concreta. A España le correspondió designar dos comisarios pero éstos, al igual que los demás, no actúan en nombre de su país sino del conjunto de la Comunidad.

– El Parlamento Europeo cuyos miembros son elegidos por sufragio universal en los diferentes países según la población de cada uno. A España le correspondió designar 60 eurodiputados que fueron por primera vez elegidos en 1987. El Parlamento controla el presupuesto y a la Comisión y aprueba reglamentos y directivas. Los eurodiputados se agrupan no según su nacionalidad sino según su ideología.

6. Las ayudas recibidas por España

España, además, recibió importante financiación procedente de los siguientes fondos comunitarios:

FEOGA (Fondo Europeo de Orientación y Garantía Agrarias): Destinado a subvencionar agricultores, comprar excedentes y ayudar a modernizar las explotaciones.

FEDER (Fondo Europeo de Desarrollo Regional) destinado a subvencionar a las regiones con menor nivel económico para financiar proyectos de desarrollo y acortar las diferencias entre regiones. España se convirtió en uno de los principales beneficiarios al tener gran parte de sus regiones por debajo de la renta media comunitaria.

FSE (Fondo Social Europeo): destinado a favorecer el empleo de aquellos trabajadores que pudieran quedar desempleados a consecuencia de la competencia. Son ayudas destinadas a la formación o indemnización de trabajadores en paro temporal.

Construcción y mejora de infraestructuras gracias a la financiación con fondos europeos

Construcción y mejora de infraestructuras gracias a la financiación con fondos europeos

7. Hacia el mercado único

Tras su ingreso, España participa como un miembro más y con clara vocación europeísta en los procesos de reforma de las Comunidades Europeas. Estas reformas obedecían a la necesidad de agilizar la libre circulación y reforzar los órganos de decisión comunitarios.

El primer paso fue la entrada en vigor el 1 de julio de 1987 del Acta Única Europea que fijaba para el 1 de enero de 1993 la creación del mercado único suprimiendo todas las barreras que quedaban entre estados, reforzar la decisión por mayoría en el Consejo, sentar las bases de una unión monetaria y aplicar políticas comunes en aspectos nuevos como tecnología, medio ambiente o política social.

Este proceso culminó en 1992 con la firma del Tratado de Maastricht por el que la Comunidad Económica Europea pasaba a denominarse Unión Europea. Se producían los siguientes cambios:

-Se producía un importante trasvase de soberanía hacia las instituciones comunitarias, especialmente en materia económica, que limitan la política económica de los gobiernos.

– Se establecían las bases para la creación de un mercado único, con supresión total de fronteras y obstáculos a la libre circulación de personas, mercancías y capitales entre los países miembros, y la unificación de las políticas de los diferentes estados.

– Este proceso debía culminar con la adopción de una moneda única, el euro, en enero de 2002. Para formar parte del núcleo de países que adoptaran la moneda única se requería cumplir unos requisitos económicos en cuanto a déficit público, endeudamiento, inflación, etc. El primer gobierno de Aznar procedió a un importante reajuste económico que permitiría, finalmente, que España pasara a ser uno de los países en los que se adoptó el euro.

– Los países más pobres de la Unión podrían tener dificultades para competir con las economías más avanzadas. Para compensarlo se creaban los fondos de cohesión, sufragados por los países más ricos y destinados a apoyar la inversión y modernización de los países menos favorecidos. España, al ser uno de los países con un nivel de renta inferior a la media europea, fue uno de los principales beneficiarios de estos fondos.

8. Consecuencias de la adhesión a las Comunidades Europeas

A partir del ingreso en la CEE, España experimentó un crecimiento económico sin precedentes. España recibió fondos de la Unión Europea equivalentes casi al 1% del PIB lo que permitió aproximar paulatinamente la renta per cápita española a la europea. Se inició una modernización de las infraestructuras y del tejido productivo. La integración económica se manifiesta en el hecho de que las importaciones y exportaciones, así como las inversiones, tienen mayoritariamente su origen y destino en Europa. Pero, sobre todo, han sido empresas europeas las que se han instalado en España, especialmente en ciertos sectores clave.

9. Papel internacional de España

El papel internacional de España se ha reforzado en estos últimos años. Su aportación, como potencia intermedia, se ha puesto de manifiesto en varios hechos:

-La participación en misiones internacionales en el marco de la ONU (en Centroamérica, en la Primera Guerra del Golfo o en la Guerra de Yugoslavia).

– La aportación de fondos para cooperación y desarrollo internacional así como las donaciones de ayuda humanitaria ante catástrofes ocurridas en otros países.

– La proyección cultural en el exterior, especialmente la desarrollada por el Instituto Cervantes mediante la difusión del castellano.

Hoy España centra su atención en tres ámbitos internacionales:

a) Europa donde España participa con un amplio espíritu europeísta en el proceso de unificación económica y política.

b) Latinoamérica donde la penetración de empresas españolas ha sido notable y ha creado poderosos intereses económicos en la región. España actúa como puente entre Latinoamérica y Europa y, a través de las Cumbres iberoamericanas favorece los procesos de integración en aquel continente y el desarrollo político y económico.

c) El Mediterráneo que es una zona estratégica vital para la seguridad. Con Argelia se han firmado convenios para el aprovisionamiento de gas natural. Con Marruecos se ha reforzado la cooperación para asegurar el control de la inmigración ilegal aunque existen contenciosos con este país (Ceuta y Melilla, la cuestión del Sáhara).

Envío de ayuda humanitaria por la Agencia Española de Cooperación y Desarrollo

Envío de ayuda humanitaria por la Agencia Española de Cooperación y Desarrollo


¡Gracias por haber llegado hasta el final! Si de verdad te ha gustado te invitamos a que realices una aportación para mantener el funcionamiento de la web. Los ingresos que se obtienen en la web a través de la publicidad van destinados íntegramente a cubrir los gastos de mantenimiento, como el servidor donde se aloja la web, por lo que, de momento, no recibimos beneficio económico.