Top

Cargando cosas bonitas...

Recargar...

La consolidación del régimen franquista – Desarrollismo – Cambios sociales

 Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional (CC BY-NC-SA 4.0)Reconocimiento – NoComercial – CompartirIgual (by-nc-sa): No se permite un uso comercial de la obra original ni de las posibles obras derivadas, la distribución de las cuales se debe hacer con una licencia igual a la que regula la obra original.

En 1957 Franco procede a un profundo cambio de gobierno, en gran parte condicionado por los graves problemas económicos. Se inaugura entonces una nueva etapa caracterizada por una modernización de las estructuras económicas y sociales del país. Sólo el ámbito político permanece ajeno a estos cambios.

1. LA EVOLUCIÓN ECONÓMICA

Las consecuencias económicas de la autarquía

Durante la década de 1950 el régimen se ve abocado a una fuerte crisis económica resultado de los errores de la política económica aplicada.

En los años 50 se habían producido varios cambios, se había suavizado el intervencionismo y la ayuda económica norteamericana permitía un mayor crecimiento económico, pero surgen nuevos problemas:

– Se autorizan más importaciones, pero como apenas se exportan bienes, aquéllas se pagan con las reservas de divisas, que se agotan.

– La presión obrera obliga a decretar subidas de salarios, con lo que sube la demanda de bienes y los precios se disparan.

Ante este panorama las autoridades internacionales avisan del peligro de colapso económico.

El Plan de Estabilización

En 1959 la economía española está al borde del colapso. Los organismos internacionales como el FMI avisan de la necesidad de un cambio en la política económica y el régimen tiene que renunciar a sus principios económicos. Para propiciar el cambio entran en el gobierno nuevos ministros, expertos en economía y vinculados al Opus Dei, conocidos como los tecnócratas. Este cambio se plasma en el Plan de Estabilización, aprobado en 1959, que buscaba estabilizar precios y salarios e iniciaba una liberalización de la economía que reducía el intervencionismo del periodo anterior. En conjunto, el Plan contemplaba lo siguiente:

– Se reducen los trámites, permisos y licencias que se exigían para cualquier actividad económica.

– Se facilita la inversión del capital exterior.

– Se facilitan las importaciones y exportaciones.

Consecuencias del Plan: el desarrollo económico

Estas primeras medidas provocaron al principio una fuerte crisis económica, motivada por el cierre de empresas poco competitivas y el crecimiento del paro. Pero, superado el bache inicial, propició un crecimiento económico nunca antes conocido y que quedó reflejado en varios hechos:

– Modernización de todos los sectores económicos gracias a la importación de maquinaria y la incorporación de las nuevas tecnologías. El éxodo rural permite que se reduzca la población campesina, que incorpora maquinaria, fertilizantes, etc.

– La industria es el sector que más se desarrolla, especialmente la química, el automóvil y el metal. Por primera vez España se convierte en un país industrializado.

– Crecen los servicios relacionados con la administración, la banca, seguros, etc. En la costa, se desarrolla el sector turístico, que origina un boom inmobiliario.

– Hay un crecimiento de la “renta per cápita” que se acerca a niveles europeos.

El Estado promovió el desarrollo a través de varios mecanismos:

  • Los planes de desarrollo: en ellos el gobierno planteaba objetivos económicos que cumplir y daba ayudas fiscales o subvenciones a las empresas que los siguieran.
  • Los polos de desarrollo: buscaban la creación de industrias en zonas deprimidas mediante ayudas a las empresas que se instalaran en dichas zonas.
La fabricación del Seat-600 en la factoría de Barcelona simboliza el desarrollismo de los años 60

La fabricación del Seat-600 en la factoría de Barcelona simboliza el desarrollismo de los años 60

 

Los efectos negativos: más que desarrollo, desarrollismo

Este crecimiento económico tuvo, sin embargo, una serie de efectos negativos:

– Acentuó los desequilibrios territoriales: las zonas urbanas concentraron la mayor parte de las inversiones mientras que las zonas rurales se deprimían aún más.

– El crecimiento se basó en bajos salarios lo que obligaba a la mayoría de los trabajadores a tener un segundo trabajo o a emplearse horas extra.

– Provocó una fuerte dependencia del exterior para financiar el incremento de las importaciones y la incorporación de nuevas tecnologías. Esta financiación se hizo con capital procedente de tres fuentes externas:

  • Las inversiones directas del capital extranjero.
  • Las remesas de dinero que enviaban los españoles que emigraban a Europa.
  • Las divisas dejadas por los turistas extranjeros.

2. LAS TRANSFORMACIONES SOCIALES

La sociedad de la postguerra

La sociedad española posterior a la Guerra estuvo marcada por el atraso y la pobreza, resultado de la penuria económica y del retroceso cultural y científico. Este empobrecimiento también afectó a las reducidas clases medias, con lo que se acentuó la polarización de la sociedad. Sólo la vieja oligarquía, las elites políticas y los grupos que se enriquecieron gracias a sus vínculos con el poder escapaban de este panorama.

La miseria en el campo provocó un continuo éxodo rural que propició el crecimiento de las ciudades. Pero éstas no estaban preparadas para recibir a la nueva población, lo que provocó el desarrollo de importantes focos chabolistas.

Sobre esta sociedad el régimen impuso una mentalidad ultraconservadora gracias a un aparato oficial de propaganda (el NODO) y el control de la educación por la Iglesia. Esta mentalidad descansaba en varios pilares:

– Una rígida moral católica que impregnaba todos los actos de la vida, especialmente en materia sexual (prohibición de anticonceptivos, penalización del adulterio femenino) y para cuya defensa se ejercía una rígida censura.

Exaltación del pasado imperial español (la época de los Reyes Católicos, el Siglo de Oro o Felipe II) del que Franco es el continuador. Esta glorificación de lo español lleva a la anulación de las peculiaridades lingüísticas en Cataluña, el País Vasco o Galicia, cuyos idiomas propios son prohibidos.

– El principio de obediencia a la autoridad, en todos los órdenes: los obreros al patrón, los hijos al padre, la mujer al esposo, los españoles a Franco.

– Una mentalidad machista en la que la mujer está subordinada al hombre (del que necesita autorización para abrir una cuenta bancaria o firmar un contrato). Se potencia la figura de la mujer como ama de casa y se dificulta su acceso al mundo laboral. Se anulan algunos avances conseguidos durante la República como el divorcio.

Para desviar la atención de las masas frente a los problemas cotidianos el régimen impulsa una cultura de evasión y entretenimiento basada en la difusión radiofónica de novelas rosa, el fomento del fútbol y los toros, o la difusión de un cine español de resabios folkloristas y moralizantes, donde siempre ganan los “buenos”.

La exaltación del pasado imperial se aprecia en la arquitectura de la época como el Cuartel General del Aire en Madrid, inspirado en el Monasterio de El Escorial

La exaltación del pasado imperial se aprecia en la arquitectura de la época como el Cuartel General del Aire en Madrid, inspirado en el Monasterio de El Escorial

Poblado chabolista en Madrid

Poblado chabolista en Madrid

Los cambios sociales en los sesenta

Pero como consecuencia del crecimiento económico, durante los años 60 la sociedad española conoce una transformación radical que la acerca a los parámetros de Europa occidental. Esta transformación se refleja en varios hechos:

Movimientos migratorios

Desde 1959 España vive los movimientos migratorios más intensos de toda su Historia. Los emigrantes proceden de las zonas rurales y tienen dos destinos básicos:

– Las grandes ciudades de las zonas industriales y turísticas: este éxodo rural masivo provocó el despoblamiento de las zonas rurales. Por el contrario, el crecimiento desordenado de las grandes ciudades obligó a las autoridades a impulsar la construcción de viviendas baratas dando lugar a los nuevos barrios obreros y a las ciudades dormitorio. Aún así no se solucionó el chabolismo y siguió habiendo problemas de falta de servicios básicos (sanitarios, educativos, etc.)

– El otro destino de los emigrantes fue Europa, fundamentalmente Francia, Alemania y Suiza, cuyas economías necesitaban mano de obra. La mayoría de estos trabajadores emigraron con carácter temporal. Esta emigración fue providencial para el régimen, pues le evitó hacer frente al problema del paro. El problema surgirá cuando la crisis de 1973 obligó a volver a los emigrantes.

Emigrantes de origen rural hacia las ciudades o hacia Europa

Emigrantes de origen rural hacia las ciudades o hacia Europa

Aspecto de los nuevos barrios obreros en las afueras de las grandes ciudades

Aspecto de los nuevos barrios obreros en las afueras de las grandes ciudades

Modernización de la sociedad

Poco a poco los comportamientos sociales se acercan a los de Europa.

Estructura ocupacional: el sector primario para a ser el que menos empleo registra mientras crecen los ocupados en el sector secundario y terciario.

– Estructura de clases: crecen las clases medias urbanas, especialmente con los nuevos trabajadores de cuello blanco empleados en los servicios. Se pone fin a una sociedad polarizada y rural. El problema de los jornaleros se soluciona cuando la mayoría de ellos emigra a las ciudades o a Europa. Por su parte, dentro de la oligarquía pierden peso los terratenientes frente a la nueva burguesía financiera e industrial, que empieza a ver en la Dictadura un estorbo para acercarse a Europa.

– Se ponen las bases de una sociedad de consumo que con mayor nivel de renta puede adquirir más bienes: es habitual el consumo de carne, leche o fruta, la presencia de electrodomésticos en el hogar, la posesión de vehículo propio y el disfrute del veraneo.

Domingueros comiendo en el campo, símbolo de los nuevos hábitos

Domingueros comiendo en el campo, símbolo de los nuevos hábitos

Publicidad en TV incitando al consumo

Publicidad en TV incitando al consumo

3. LA EVOLUCIÓN POLÍTICA: EL GOBIERNO DE LOS TECNÓCRATAS

La nota característica del nuevo periodo es la entrada en el gobierno de los nuevos ministros tecnócratas, vinculados al Opus Dei, más preocupados por la eficiencia económica que por las cuestiones ideológicas. Los tecnócratas creen que la mejor legitimación del régimen es el crecimiento económico. Pero también son conscientes de que la modernización económica y social del país exige mejorar la imagen del régimen y proceder a una modernización política. Esta modernización debía consistir en una liberalización aparente del régimen que se plasmó en varias leyes:

a) En 1966 el Ministro de Información, Manuel Fraga, aprueba la nueva Ley de Prensa. Esta normativa eliminaba la censura previa pero mantenía severas penas (desde multas hasta secuestro de publicaciones) hacia aquellos medios que atentasen contra los principios básicos del régimen. Por lo tanto, seguía sin existir libertad de prensa.

b) La Ley de Libertad Religiosa planteaba la libertad para la práctica de otros cultos, aunque mantenía la oficialidad y los privilegios de la religión católica. La ley tuvo poca repercusión por la escasa implantación de confesiones distintas de la católica.

c) En 1967 se aprueba la LOE (Ley Orgánica del Estado) especie de Constitución, que establecía las relaciones entre los diferentes órganos del Estado.

Para culminar el proceso, en 1969 se resuelve el dilema de la sucesión cuando Franco designa a don Juan Carlos de Borbón como sucesor con el título de Rey, tras una ceremonia en la que el príncipe juró fidelidad a las Leyes y Principios Fundamentales del Régimen.

En cualquier caso, todas estas normas quedaron en una mera operación de maquillaje que no pudo enmascarar el carácter autoritario del régimen. Esto se manifestaba en la represión de la oposición tal y como dejaron ver varios hechos:

– En 1962 destacadas personalidades españolas, caracterizadas por su ideología conservadora, son invitadas por el Movimiento Europeo a un Congreso en Munich. Allí se aprueba una resolución condenando el régimen español. El régimen cargó contra dicho congreso al que calificó de Contubernio de Munich y, a su vuelta, los participantes españoles fueron sancionados. Lo que molestó al régimen fue que en este caso la oposición viniera de figuras conservadoras y de prestigio dentro de España.

– En 1963 es detenido y ejecutado el dirigente comunista Julián Grimau, lo que desató una fuerte oleada de protestas internacionales.

– En 1963 se crea el TOP (Tribunal de Orden Público), nuevo tribunal encargado de la represión política que ya no dependía de la jurisdicción militar. En realidad no se pretendía suavizar la represión sino mejorar la imagen del régimen tras la reacción internacional ante el caso de Julián Grimau.

Juan Carlos de Borbón jura lealtad a las Leyes y Principios Fundamentales del régimen tras ser proclamado sucesor de Franco en 1969

Juan Carlos de Borbón jura lealtad a las Leyes y Principios Fundamentales del régimen tras ser proclamado sucesor de Franco en 1969


¡Gracias por haber llegado hasta el final! Si de verdad te ha gustado te invitamos a que realices una aportación para mantener el funcionamiento de la web. Los ingresos que se obtienen en la web a través de la publicidad van destinados íntegramente a cubrir los gastos de mantenimiento, como el servidor donde se aloja la web, por lo que, de momento, no recibimos beneficio económico.